Antes de la compra de Motorola por parte de Google, se vivía un clima de calma y paz entre los fabricantes de móviles para Android. Pero luego de la decisión, a pesar de los esfuerzos de Google por generar confianza en sus ‘socios’ del sistema operativo, las compañías empezaron a buscar nuevas alternativas a Android ante un posible acaparamiento de este por Motorola. Así, Samsung ha dado el primer paso al liberar el código de su sistema operativo Bada para que sea explorado por los desarrolladores.

Samsung empezó a fabricar sus primeros móviles con Bada el año 2009, y si bien tienen un expectante crecimiento en Asia, su cuota es muy menor en comparaciones mundiales. Por ello decidieron convertir su sistema a código abierto, de forma que la plataforma sea explotada por los desarrolladores para adecuarse a los nuevos smartphones y tablets.

Con la apuesta de Samsung por su propio sistema operativo, se descarta cualquier posible compra de WebOS, el sistema que HP dio de baja hace poco. El fin de liberar Bada y hacerlo Open Source es que los desarrolladores empiecen a conocer la tecnología del sistema para integrarlo después a otros fabricantes que posiblemente también estarían interesados en dejar Android.

Es el caso de la taiwanesa HTC, otra fabricante que viene usando Android y que no ha quedado muy tranquila sobre el futuro acceso a este sistema operativo, sobre todo luego que saliera a luz un documento de Google con las políticas de la compañía, donde se menciona que facilitarán los futuros desarrollos de Android a Motorola, antes que a los demás ‘socios’, con el fin de conseguir una ventaja competitiva.