Las redes sociales bajo vigilancia ¿monitoreando al gran hermano?

Siguen las reacciones debido a los disturbios violentos en el Reino Unido. Recientemente la policía de Nueva York ha anunciado la creación de un departamento para rastrear las redes sociales para prevenir concentraciones. Mientras que en Inglaterra el primer ministro anunció que el parlamento estudia la posibilidad de prohibir la utilización de las redes sociales. ¿Se está exagerando? ¿O es necesario poner un alto a la ‘mala’ utilización de las redes sociales?¿Atentado contra la libertad de información y expresión?.

En primer lugar la idea de prohibir el acceso a las redes sociales con el fin de ‘restablecer el orden’ por parte del parlamento inglés no lo diferencia en nada a las prácticas de gobiernos autoritarios como Siria ¿o el fin justifica los medios?. Ahora no podemos negar que Facebook, Twitter y otras redes sociales están jugando un rol más activo en nuevos movimientos de protesta. Desde las revueltas árabes de enero al ‘movimiento de los indignados’ en España y los actuales disturbios en Inglaterra.

Pero si existe un motivo fuerte de descontento en la gente que los anime a protestar, la prohibición a las redes sociales y otra forma de comunicación difícilmente podrán detener un movimiento ya iniciado. En la historia de la humanidad siempre hubo protestas antes de la llegada de Twitter o Blackberry.

¿Y cuál motivo los puede estar uniendo?¿Existe? Antes mencionamos que era muy pronto establecer causas claras de esta ola de violencia. Pero con el transcurrir de las horas se han ido sumando voces de descontento contra el accionar de la policía inglesa, así como al recorte del gasto social en educación, salud y vivienda por parte del gobierno británico. Muchas voces de descontento se han sumado de forma similar al ‘movimiento de los indignados’ en España, pero sumándole la peor dosis de violencia, con saqueos e incendios.

En síntesis parece una respuesta de los afectados por la gran crisis económica que vive el mundo occidental, ahora con a las redes sociales como aliadas y que paradójicamente aumentan día a día sus millonarios ingresos.

Leave a Reply

Required fields are marked *.