Foxconn compra un millón de robots para trabajar en ensamblaje

La empresa taiwanesa Foxconn, ensambladora del iPhone y el iPad de Apple, comprará un millón de robots para sus cadenas de ensamblaje en China. Su instalación en la línea de producción se hará a lo largo de tres años. Analistas del sector consideran que esta gran compra de robots obedecería al aumento de salarios en China y al interés de la empresa por aumentar la automatización de procesos.

Si bien se desconoce el impacto que tendrá en la sustitución de obreros, por los antecedentes de Foxconn en su trato de personal no sería raro pensar en ello. Recordemos que en el 2010 se produjo el suicidio de 13 de sus trabajadores atribuido a las insoportables condiciones del trabajo.

Estas condiciones atribuidas a  Foxconn salieron a  la luz mediante unas encuestas realizadas por universidades chinas a los obreros.  Afirmaron entre otras cosas que los trabajadores deben realizar en promedio 83 horas extras por mes, el doble de los permitido por las autoridades chinas.

También dijeron que Foxconn olvida pagar la totalidad de las horas extras y cubre con certificados médicos falsos a los trabajadores obligados a tratar con sustancias peligrosas. Un 16 % de los trabajadores habría sufrido violencia física de parte de gente de la empresa.

Entre planes futuros de la empresa está instalarse en Brasil, con una inversión de 12.000 millones de dólares por los siguientes seis años. La idea de Foxconn es trasladar a este país parte de su producción.

Actualmente Foxconn emplea 1,2 millones de obreros, un millón de esto trabajan en sus instalaciones chinas. Además tiene unos 10.000 robots en funcionamiento en su línea de producción.

Leave a Reply

Required fields are marked *.