¿Finalizó todo vínculo entre Apple y Samsung?

Si todavía existía  alguna relación comercial entre Apple y Samsung, esta parece haber llegado a su fin, especialmente motivada por las continuas demandas de patentes entre ambas compañías para sabotear la distribución de productos de la competencia. Si recientemente Apple consiguió bloquear la venta de la Galaxy Tab en Alemania y otros países, ahora Samsung planea devolver el golpe de forma similar contra los iPhone 5 en Corea del Sur. Sumado a esto, se especula que los nuevos chips de Apple dejarían de ser fabricados por la empresa surcoreana.

Según publicó el diario ‘The Korean Times’, un ejecutivo de Samsung habría indicado que piensan tomar acciones legales contra Apple en Corea del Sur una vez que lancen a la venta el iPhone 5. La demanda sería por “patentes relacionadas con la tecnología inalámbrica”.

Esta acción legal sería distinta a las efectuadas por Apple contra Samsung y su tableta Galaxy Tab 10.1, la mayoría centradas contra copias de diseño de producto. La estrategia de la empresa surcoreana es llevar sus demandas hacia temas de violación de patentes de tecnología. Similar a una demanda reciente presentada por Samsung en Paris contra Apple, sobre el uso de la tecnología 3G.

Con esta ‘relación’ cada vez mas tirante, sólo era cuestión de tiempo que se diera el rompimiento de cualquier vinculo comercial entre ambas compañías. Por ello Samsung dejaría de ser el proveedor oficial de los chips de Apple y se especula que la compañía ‘Taiwan Semiconductor Manufacturing Company’ (TSMC) sería la nueva encargada de fabricar estos dispositivos, que harían su debut el año entrante con el nuevo iPad 3.

Fuentes cercanas dijeron que después de las pruebas realizadas, Apple está conforme con el rendimiento de los procesadores de TSMC. Aunque para sacar adelante este nuevo producto, la compañía taiwanesa recurrirá a la tecnología de otras empresas como Siliconware Precision Industries (SPIL) y Amkor Technology, debido a que no es una gigante tecnológica como  Samsung.

¿Este es un punto final para la relación entre Apple y Samsung? Bueno, en negocios nada puede ser definitivo, sino que lo diga Apple, que después de una guerra similar con Microsoft en los ’90, tuvo que aceptar a Bill Gates como accionista para reflotar la compañía. En todo caso es temporal. Lo malo es que estas continuas demandas vienen limitando la libertad de elección del usuario y en un escenario peor, podría afectar la calidad de los productos de Apple por cambiar de fabricante de procesadores.

Leave a Reply

Required fields are marked *.