De seguro cuando compran un monitor nuevo muchas veces no están muy cómodos con la posición que viene por defecto ya que a veces viene muy inclinado y en otras muy vertical y si no contamos con una silla regulable se convierte en una molestia para la visión y puede provocar severos dolores en la columna.

En realidad resolver este problema es muy sencillo basta con inclinar el monitor hacia adelante o hacia atrás pero en el caso de los monitores samsung no es tan visible la parte que debe inclinarse, hasta pensé que no era posible hacerlo pero después de un intento en el que hasta me lleve un susto al pensar que podía averiar el monitor lo logre, en  mi caso las dudas aparecieron en mi cabeza al intentar cambiar la posición de un modelo led de 20 pulgadas y como es tan delgado parece que la pantalla se va a romper antes que cambie de posición.

Lo que se debe hacer es colocar el monitor con la base incluida en una mesa con la pantalla para abajo cuidando que no se raspe, pueden colocar una franela antes y a continuación inclinar la base hacia arriba o abajo hasta obtener la posición deseada, de esta manera se tiene mayor control del monitor y como les dije sobre todo en el caso de los modelos led se evita que se puede quebrar o dañar algún componente.